domingo, 4 de marzo de 2012

Hermes te hace un Review IV: Elder Scrolls V, Skyrim



La verdad es que he terminado el juego, (por lo menos la historia principal) y aun no salgo de mi asombro, cuando me entere que Bethesda Game Studios estaba trabajando en un nuevo Elder Scrolls, acogí la idea sin demasiado entusiasmo y bastante escepticismo, pues me había llevado una desilusión con su anterior trabajo, Fallout New Vegas (a pesar de que Fallout 3 me encanto) pero cuando vi el primer trailer la voz del viejo y el avance de lo que seria el tema principal de la BSO "Dragonborn" destruyeron el escepticismo siendo reemplazados por curiosidad y mas adelante por unas ganas locas por probar el juego tras mucho jugar y, finalmente tras terminar con la historia principal y haciendo algunas misiones secundarias (para subir nivel y tal) estoy en condiciones de hacer esta review.

La Historia en el  vasto Norte
La historia se sitúa a muchos años después de Elder Scrolls IV Oblivion que terminaba con la derrota del príncipe Daedra Mehrunes Dagon y dejando al hombre que lo venció perdido en las temidas "Islas que Tiemblan", ahora el Imperio se ha aliado con los Altos Elfos del misterioso Dominio y están manejando a placer Skyrim, el reino del Norte, en ese momento estalla la guerra entre el Imperio y una facción opositora conocida como "Los Capas de la Tormenta" con tan mala suerte que a tu protagonista le pilla en medio todo el fregado y te llevan al cadalso con los prisioneros, justo cuando el verdugo esta a punto de eliminarte los problemas de cabeza para siempre, aparece un Dragón, un pedazo de Dragón que empieza a vomitar napalm sobre las cabezas del respetable y tu personaje, en pelotas, maniatado, indefenso y con un dragón del tamaño de un portaaviones revoloteando por la ciudad y dos bandas de guerreros, Imperiales y Nórdicos buscándose las entre el fregado para matarse unos a otros, y eso es solo el principio.

El juego es tremendo, tremendo en el sentido de la majestuosidad, los escenarios son impresionantes muy inspiradores y amplios; los interiores como siempre muy bien cuidados, al igual que los efectos de clima y los fenómenos meteorológicos, el factor viaje y exploración ha sido uno de los mejores aciertos en el juego, ya que destruye por completo el método Final Fantasy XIII, de tubos de gráficos bonitos con wallpapers a cada lado.

Pedazo de escenario, lo mejor de todo es que puedes decir: Oh, estoy aquí, pero puedo ir allí y ver que hay en ese castillo del fondo, cosa que se ha perdido mucho en muchos RPG´s

La estética es mas realista, aparte de los escenarios, las indumentarias, armaduras, decoración y armas tienen un  toque realista y no teniendo aspecto de juguetes de Fisher Price recordando incluso a la trilogía del Señor de los Anillos del señor Peter Jackson, la jugabilidad también ha ganado, pudiendo manejar buena parte del atrezzo (incluso cadáveres) robar, cocinar, forjar y muchas cosas mas.
Los combates son apasionantes, muy dinámicos y aunque es verdad que se peque un poco en variedad de monstruos, porque al final estas tan harto de bandidos y lobos como de osos y bárbaros, pero hay que reconocer que los combates con los dragones pueden llegar a ser muy épicos.
Una vez mas hay que elogiar la música que Jeremy Soule y de su hermano Julian, que han creado una pedazo de obra de Arte con la Banda Sonora Original para este Elder Scrolls.

En definitiva, un trabajo bien hecho, con una gran cantidad de horas de juego y lo mejor de todo es la posibilidad de añadir MODS para alargar mas la vida del juego tal y como se hizo en su antecesor y en el Fallout 3.
            ¿Estas preparado para la aventura en Tierras de Skyrim?

     

No hay comentarios: