domingo, 7 de abril de 2013

Hermes te hace un Análisis XIV, Bloodrayne (2005)


Creo que ha llegado el momento de hablar de Uwe Boll en mi Blog.

¿Quien es Uwe Boll?
Uwe Bol es un realizador de cine natural de Alemania caracterizado por hacer autentica mierda en la gran pantalla, vamos, verdaderos fiascos de taquilla, también es experto en hacer películas basadas en videojuegos de éxito que luego son autentica porquería y un insulto a la inteligencia y que para colmo deja el genero por los suelos, de hecho hay mucha gente que opina que Uwe Boll es al cine lo que Rob Liefeld a los cómics.

     Aunque para crédito del señor Liefeld, el si ha creado algunas aportaciones muy valiosas al mundillo, como por ejemplo algunos de sus personajes en el universo Marvel.

Pero: ¿porque las productoras todavía siguen confiando en el si ya saben que ese tío es un fracasado?
La respuesta hay que buscarla en el sistema fiscal alemán, el cual gracias a una serie de lagunas legales las cuales ha aprovechado una vez tras otra por este señor. La trampa es la siguiente, el sistema alemán indica que aunque la película no haya recaudado lo suficiente en la gran pantalla, los inversores recuperan su dinero íntegramente hasta el ultimo céntimo incluyendo los escasos beneficios que haya podido generar la cinta, por eso siempre de una manera u otra siempre  logra salir ganando, aunque la película sea un truño.
Otra de sus aficiones es retar a críticos de cine a combates de boxeo donde les pega una paliza.

Vamos, todo un caballero alemán.

Antes de sumergirnos en los horrores del cine de vampiros alemán  vamos a recordar quien es Bloodrayne.
Bloodrayne es un juego creado en el año 2002 por los estudios Terminal Reality y distribuido por la empresa Majesco, en este juego encarnamos a Rayne una vampiresa pelirroja la cual va enfundada en un traje de cuero ajustado y zapatos de tacón de aguja, experta en manejar todo tipo de armas, aunque prefiere sus cuchillas retráctiles que tiene adosadas en los antebrazos; en el primer juego es reclutada por una sociedad de investigación y defensa contra eventos y entidades de corte sobrenatural llamada Brimstone, en el primer juego ambientado en la 2ª Guerra Mundial Rayne tiene que impedir que el Departamento G de las SS nazis intente resucitar a un demonio llamado Belial; la secuela Bloodrayne 2 salio para el año 2005 y esta ambientada en nuestra época en algún lugar de Europa del Este, donde Rayne tiene que luchar contra su padre, el malvado Kagan, rey de los vampiros el cual ha puesto en marcha un proyecto secreto para que los vampiros sean los reyes totales y absolutos de la Tierra, Rayne deberá luchar contra su propio padre y detener su loco plan para conquistar el mundo.
Entonces, resumiendo para que se nos quede la lección aprendida, Rayne es una vampiresa, femme fatale que se dedica a luchar contra entidades paranormales a la cabeza de una organización secreta (como en Hellboy)  y por otro lado también se dedica a detener a vampiros que se pasan de la raya (como en Blade)
teniendo en cuenta esto ¿es posible cagarla con un planteamiento tan sencillo?

Nosferatu, ya casi no puedo verte en la distancia.
Vemos que el primer fallo recae en la actriz protagonista, la estadounidense Kristanna Loken, la cual en su curriculum destacan otro bodrio de la gran pantalla llamado Terminator 3 donde interpreta a la Terminatrix que quiere matar a Jhonn Connor (otra vez) en un papel donde no tenia ni gracia, ni chispa, ni nada de nada, mas cuando Rayne en los juegos era carismática ademas de tener un puntito de sarcasmo y humor negro, vemos que otro fallo es la elección del vestuario de Rayne, porque parece sinceramente que es una imitación cutre que venden en la tienda de los Chinos, es mas, he visto a muchas chicas de hacen cosplay de Bloodrayne que dan muchísimo mas el pego, es decir, ya por lo pronto, he sacado dos fallos.
Bien, nuestra historia comienza en algún momento entre el Siglo 15 y el Siglo 17 donde la Sociedad Brimstone esta en guerra contra Kagan, el señor de los Vampiros interpretado por Ben Kingsley (¿Porque haces esto Ben?, estamos hablando de un tío que gano un Oscar por interpretar a Ghandi en 1982) el caso es que parece que los vampiros llevan las de ganar y la Sociedad Brimstone esta recibiendo la del pulpo, en este caso tres caza vampiros, Michelle "marimacho" Rodriguez, Michael Madsen y Mathew Davis los cuales están buscando a una vampiresa la cual es inmune a la luz del sol, pero el agua le quema la piel, lógicamente estamos hablando de Rayne, la cual ahora la tienen como una atracción de feria donde el dueño la somete a toda clase de torturas y vejaciones, y encima uno de los cuidadores entra por las noches en su jaula para violarla ¿Que tiene que ver esto con el videojuego?
El caso es que Rayne se escapa no sin antes montar una escabechina en el circo incluyendo al cabrón que la violaba dentro de su jaula, al jefe del circo y la única persona que la apreciaba en la Troupe, una mujer que utilizaba unas cuchillas, que antes de morir se las entrega en mano y aquí vamos con otra cagada mas que es la que ahora os indico:

Estas son las cuchillas que utiliza Rayne en los videojuegos

Y esta puta mierda es lo que hicieron para la película, y dicho esto, no tengo mas que añadir.


Bueno, seguimos con Rayne la cual ahora haciendo de chica salvaje intenta sobrevivir como puede, hubiese sido muy interesante un poco que la película fuese en plan "El Niño Salvaje" de Truffaut, pero no es así ya que en la siguiente escena habla como una humana y defiende a un grupo de viajeros de unos vampiros que intentan zampárselos, mientras tanto, los tres caza vampiros masculinos al mando del líder de la Sociedad Brimstone que no es otro que Billy Zane cuya carrera como actor esta mas hundida que el Titanic (chiste fácil) y que resulta que su hijo es Michelle Rodriguez y deciden buscar a Rayne, la cual en un campamento gitano se encuentra con:
Geraldine Chaplin, hija del legendario Charlie Chaplin ahora haciendo de bruja gitana medio loca que le dice a Rayne que no es ni humana ni vampiro, si no un híbrido llamado Dampiro, las escenas siguen sucediéndose una tras otra, y hay una escena donde aparece el cantante Meat Loaf haciendo de el dueño de un prostíbulo para vampiros, en un fallido intento de copiar la escena de la discoteca de Blade 2 de Guillermo del Toro, y ya que hablamos de mierdas, tenemos poco después la escena de sexo entre Kristanna Loken y Mathew Davis, una escena que sobra y que no tiene el mas mínimo ápice de erotismo o de sensualidad que casi parecen mas bien dos vagones de tren intentando encajar uno con otro; un niño de 8 años tiene sueños eróticos mucho mas explícitos que esa mierda, y es en este punto es cuando la película se vuelve rara, ya que Michelle Rodriguez les traiciona (no me siento en ningún momento sorprendido o intrigado) total que Rayne llega y la mata tras una pelea bajo el agua, por fin llegamos a la escena final donde Rayne se enfrenta a muchos vampiros y tiene su confrontación con Kagan que el peluquín que le han puesto me da mas miedo que el propio Kagan.

Una pelea mal coreografiada, con poco ritmo y con nada de emoción, la película  termina con Rayne sola sentándose en el trono de su defenestrado padre y mirando a una muy decepcionada audiencia de fans del juego posiblemente muy cabreados.
     
Y así termina la película de Bloodrayne, no tiene nada que ver ni con el primer ni con el segundo juego, esta mal actuada, mal planteada, mal ambientada y ni siquiera es una película de serie B, es serie Z, pero aun así esto no impidió al señor Boll hacer otras dos películas del personaje pero ya películas destinadas al mercado del vídeo, pero vamos, son la misma mierda, gracias y hasta la semana que viene.     

No hay comentarios: