domingo, 27 de noviembre de 2011

Hermes te hace un Análisis IV: Spawn (1997)


Si bien estamos en una época de aluvión de películas de cómics y mucho mas, cómics de supeheroes, es interesante ver un poco los orígenes del genero, y como ver algunas ideas muy buenas convertirse en polvo o pasar directamente al mercado domestico como es el caso de Spawn de New Line Cinema.

LOS ORÍGENES DE LA IDEA
Después de que Joel Schumacher destruyese la franquicia de Batman con la ignomiosa Batman & Robin y debido a que el panorama no era el mejor que se podía esperar; por un lado Marvel da marcha atrás para hacer el Spiderman de Jhonn Carpenter y por otro lado en DC/Warner no terminaban de ponerse de acuerdo con Tim Burton en su película de Superman con Nicholas Cage.
Una productora que años después seria conocida por dar el pelotazo con la trilogía del Señor de los Anillos decidió probar suerte en el plano de las películas de Superheroes y decide buscar en otros niveles, decide entonces echar mano de Image Cómics, una editorial independiente con grandes nombres en su lista como Jim Lee (Superman, X-Men), Rob Liefeld (X-Force, Halcon y Paloma) y Alan Moore (V de Vendetta, Watchmen, Miracleman). Uno de sus dibujantes es un joven prometedor el cual creo la que se conoce como la mejor etapa de cómics de Spiderman y ayudo a dar una nueva dimensión al traje negro del trepamuros creando a Venom y a Matanza, en Image decidió tomar parte de esa idea y darle un trasfondo mas oscuro, y así nació Spawn el cual llego a convertirse un poco en el buque insignia de Image Comics.

Portada del nº 1 de Spawn, aquí todavía con el primer traje antes de mutar en cosas raras y convertirse en una infestación de gusanos y de demás sabandijas y su capa solo media la ridiculez de 50 metros cuadrados.

SPAWN, ENGENDRO DEL INFIERNO
La historia nos mete en la piel de Al Simmons marine ahora trabajando como asesino para Jason Wynn un hombre sin escrúpulos del gobierno, durante una misión Simmons es emboscado y asesinado por uno de sus compañeros de fatigas, por los asesinatos cometidos, Al Simmons viaja al infierno donde un demonio llamado Malebolgia hace un trato con el: Volvería al mundo de los vivos a ver a su esposa a cambio de que comandase al ejercito infernal. Simmons acepta y se convierte en Spawn, el héroe afroamericano con la capa mas grande de la historia del cómic, sin embargo al volver al mundo de los vivos las cosas no son como parecen.

SPAWN, LA PELÍCULA QUE NUNCA FUE
Lo primero que llama la atención es la recaudación que hizo esta película, se gastaron 40 millones de dolares y después ganaron mas de 87 millones, ¿como es posible que un Superheroe poco conocido de una editorial casi desconocida pueda generar en el cine tanto dinero? la respuesta es sencilla, no había otra producción de esta índole, porque si llega a compartir cartelera con el Quinto Elemento, Romeo+Julieta y Aliens Resurrección (películas que salieron en el mismo año) la película se hunde, se viene abajo, logro el dinero que logro simplemente porque salio en cartelera en el momento preciso, justo cuando no había otra superproducción para hacerle sombra.

Lo primero que tenemos es la elección del director Mark AZ Dippé, experto en efectos especiales, pero no en dirigir una película, de segundo tenemos al protagonista interpretado por Michael Jai White, que si bien da el pego para ser Al Simmons no es que sea un gran actor como otros afroamericanos de Hollywood como el caso de Will Smith o Denzel Washington, cumple con el cometido y hace lo que le mandan, pero que no llega a matar; luego por el lado de los malos aparecen Martin Sheen (que después de esta película decidió despedir a su agente) haciendo de malo remalo Jason Wynn y a John Leguizamo como Clown, el malvado payaso demoníaco, con un buen trabajo de maquillaje y de prótesis de látex, y se convierte en lo único rescatable de la película pero por los pelos.

Después vamos a los efectos especiales; cuando vi esta imagen os juro que se me cayeron las bolas al suelo.

Aparte de que esta cantando a la legua de que están colgando a Clown Leguizamo con una grúa sobre un fondo verde que te quiero verde, Malebolgia esta mal hecho, canta a la milla que esta fatalmente computerizado, no es creíble y tiene menos expresiones que la Duquesa de Alba; recuerdo un juego antiguo llamado Quake que era de tiros en primera persona, recuerdo que en los últimos niveles antes de llegar al final, hay un nivel donde hay una especie de estanque con lava y de este surge un monstruo gigante que tienes que matar para poder continuar, bueno, pues ese monstruo impresiona mucho mas que esta porquería de animación; lo único que sale al paso es la transformación de Clown en el demonio Violator, como ya he dicho este personaje es lo único destacable de la película.

Luego vamos a las incongruencias en el guion y en el cómic y los intentos de cameos absurdos para hacer valida la cinta como franquicia, para una segunda o tercera parte, como por ejemplo:

El cameo de Angela, con la que establece una relación amor/odio en el cómic aquí nos sacan una pelirroja random (y ademas fea) con unos pendientes con el símbolo de Spawn y ya esta, se habrán quedado a gusto, pero este otro cameo ya fue la remonda.

Los que han leído el cómic, saben perfectamente que los detectives Sam y Twich se convirtieron en unos de los mas carismáticos del elenco de personajes que Todd Mcfarlane les dio su propia serie aparte, aquí solo se limitan a sacar a Jason Wynn apaleado y a meterlo en el coche patrulla, imperdonable.

Otra de las cosas que me molesta mucho es algunos cambios, si bien puedo admitir que lo de la trama de lo de las bombas viricas que si Jason Wynn muere estas explotan y se va la humanidad a tomar por culo esta bien,  pero que realmente no es nada que no se haya leído en un triste cómic de X-Men, hay cosas que me cuesta digerir como por ejemplo que el que matase a Al Simmons fuese la asesina Jessica Priest (personaje que se sacaron de la manga) cuando en el cómic sacaron a Jess Chapel personaje de mucho mas peso en el universo Image.

(Personaje que a pesar de todo Todd defendió ya que le dedico una historieta en la colección de historias cortas The Curse of Spawn poniendo a Melinda Clarke -la actriz- en portada)           

En definitiva, un producto mediocre tan solo salvándose la actuación de Leguizamo por los pelos y un par de escenarios, con un equipo de efectos especiales cutre, malas actuaciones y un pésimo guion que se deshilacha conforme avanza la película, lo que contribuyo a que:
No se sacasen mas películas basadas en cómics de Image como Wildcats de Jim Lee o Prophet (y mira que no me gustan los personajes creados por Rob Liefeld) y por otro lado el genero de películas de Superheroes durmio el sueño de los justos hasta el año 2000 cuando se estreno X-Men con Hugh Jackman e Ian Mckellen.

       Y por ultimo decirle al acaparador millonetti este que tiene muy poca vergüenza que si vas a producir tu propia película basada en un personaje de tu creación, al menos seas capaz de defenderlo. 

No hay comentarios: