sábado, 15 de abril de 2017

Hermes te hace un Análisis XXX: La Trilogía de Tetsuo (1989-1992-2009)



El articulo anterior hablamos de la película en imagen real de Ghost in the Shell y de como esta serie fue uno de los pilares de la llegada del movimiento cyberpunk en Japón, no estaría de mas hablar de otro pilar importante si hablamos del cyberpunk japones, mis lectores de huesos amarillos y de huesos negros saben a quien me estoy refiriendo, a la obra del genio-loco, uno de los “tres caballeros negros” del cine nipón, Shinya Tsukamoto, posiblemente uno de los cineastas mas visionarios del Japón actual.

SHINYA TSUKAMOTO, EL FETICHISTA DE METAL.

Nacido en Tokyo en el año 1960 ya desde el principio demostró un gran interés por el cine y las películas, tanto es así que en su catorceavo cumpleaños su padre le regalo una cámara de formato Super 8 donde comenzó a crear los primeros cortometrajes caseros; luego cuando empezó a cursar el instituto perdió el interés por el cine decantándose por el teatro donde conocido a Kei Fujiwara (la que durante muchos años fue la actriz fetiche de Jhon Woo) Tomorowo Taniguchi y Nobu Kanaoka, con los que montaría mas adelante sus primeras películas tales como Shin Tsubasa, Futsu saizu no kaiin o Donten, Tsukamoto conseguiría el dinero suficiente para fundar su propia productora, la cual paso a llamarse “Kaiju Theatre” (El Teatro de los monstruos) y daría pie a su primer gran proyecto, una película de terror y ciencia ficción llamada:


TETSUO EL HOMBRE DE METAL (1989)

Esta película fue rodada con un presupuesto prácticamente ridículo, con tan solo seis actores (de los cuales uno o dos no tienen ni tres minutos en la pantalla) todo fue rodado en un barrio residencial de Tokyo (a excepción del escenario de la pelea final que se grabo en una acería abandonada de algún área industrial de Japón) y toda la cinta se rodó en blanco y negro, la elección de rodar en este formato de color fue justificado por el propio director ya que deseaba resaltar el color del metal, ademas el propio Tsukamoto seria no solo el productor y el director, si no que ademas seria uno de los protagonistas del film ¡el tres en uno definitivo!

Nuestra historia nos introduce en el japón de finales de la década de los 80, en una chatarrería abandonada, donde un misterioso y estrafalario personaje llamado “el fetichista del metal” (el propio Shinya Tsukamoto) vive introduciéndose piezas de metal por todo su cuerpo, una mañana, tras introducirse un tubo de metal en el muslo sale tranquilamente a correr por el barrio, pero es atropellado por un oficinista (Tomorowo Taniguchi) a partir de ese momento algo despierta en ambos personajes que hace que adquieran poderes, de modificar sus cuerpos para convertirlos en artefactos de metal o incluso de poder implementar metal en su propio organismo, el fetichista y el oficinista se enfrentaran el uno al otro hasta la apoteosis final donde ambos acabaran fusionados en una grotesca criatura de carne y metal, un nuevo dios-maquina que hace su desfile triunfal por las calles de Japón mientras que suena el tema “Megatrón” del artista electrónico Chu Ishikawa.

La película es bastante compleja, ya que la escasez de personajes y el hecho de que no haya apenas diálogos, hace que mucha gente no llegue a entender la película, si a esto sumamos la gran cantidad de escenas extrañas y perturbadoras, hace que este no sea un producto asequible para todo el mundo; sin embargo posee una serie de mensajes ocultos, acerca de la sexualidad, sobre el transhumanismo como algo nefasto para el ser humano y, como no, una critica a la sociedad humana lastrada por las nuevas tecnologías.

Ademas cabe destacar los efectos especiales de como las modificaciones del cuerpo de ambos protagonistas, como al fetichista se le convierte un brazo en un cañón y le salen tubos de escape en los tobillos para correr mas rápido o de como al oficinista le crece un pene con forma de taladro gigante con el que trata de tener sexo con su esposa, todo son efectos especiales muy artesanales, utilizando sobre todo prótesis de aluminio y metal y utilizando la ya veterana técnica de stop-motion usada en el pasado en otras películas de fantasía y ciencia ficción.

La película fue un bombazo y a los pocos meses de su estreno ya alcanzo el estatus de cine de culto, convirtiéndose en un referente del cyberpunk en Japón, y dejando ver que Shinya Tsukamoto habia llegado para dejar su impronta en el mundo del cine.
Dado el gran éxito de la película, Tsukamoto decidió ponerse a trabajar en una secuela de Tetsuo y en el año en que en España tuvimos la EXPO de Sevilla, las Olimpiadas de Barcelona y Madrid se convertía en capital mundial de la cultura, Shinya Tsukamoto y su Teatro de los Monstruos estrenaba en las salas niponas:

TETSUO 2: CUERPO DE MARTILLO (1992)

Aquí, Tsukamoto al tener mas dinero pudo introducir mas personajes y añadir un poco mas de historia a la película; sin embargo, a pesar de que muchos deseábamos saber que es lo que sucedía con aquellos dos metahumanos con poderes sobre el metal que terminaban fusionados en una aberrante criatura y su empresa de convertir todo el mundo en metal, Tsukamoto decidió hacer tabla rasa y contar de nuevo una historia parecida, pero al mismo tiempo distinta, como si fuese una historia paralela en un universo paralelo.
¡No me obliguéis a sacrificar ahora a dos jugadores de Shadowrun para volver a traeros de vuelta a Michael Moorcock para que vuelva a explicar lo que es un Multiverso Cíclico!

Nuestra historia comienza con un hombre misterioso conocido como Yatsu al que llaman “el fetichista de metal” el cual se ha juntado con un grupo de radicales japoneses con inclinaciones nazis que ademas buscan la perfección del cuerpo humano, Yatsu utiliza sus misteriosos poderes sobre el metal para mejorar sus cuerpos para convertirlos en metahumanos poderosos, sin embargo esto no es tan maravilloso como se pensaba ya que los que tienen las modificaciones sufren un terrible destino ya que se les llena el cuerpo de oxido y al final sufren una muerte bastante desagradable.

Al mismo tiempo, un humilde oficinista llamado Tomorowo Taniguchi (si, le han puesto el mismo nombre que al actor), que vive una vida tranquila con su esposa y su hijo, hasta que el Fetichista del Metal y su banda de inadaptados sociales se interpone en su vida desatando el infierno.
Y acabando mucho peor que en la película anterior...

En este punto vemos que hay un cambio de paradigma; por un lado hemos pasado del blanco y negro pero saturado de gris granulado y sucio, pasamos a una gama de azules fríos, verdes fantasmagóricos que contrastan con naranjas y amarillos cálidos e intensos, así mismo esta película es mucho mas violenta y sangrienta que su hermana mayor y aunque no es el genocidio masivo de neuronas de la primera entrega es verdad que posee una gran cantidad de imágenes perturbadoras y secuencias de esas que te acuerdas de ella hasta cuando te vas a la cama.
Así mismo, el tema de los efectos especiales sigue se sigue optando por el stop-motion y el maquillaje, en especial recalco el maquillaje ya que se ha conseguido un excelente trabajo, en especial para presentar  los "implantes" metálicos y también la "enfermedad del oxido" que afecta a los "extremistas" (vamos a llamarlos así a falta de un nombre mejor) la forma final de Taniguchi como un tanque humanoide gigante es de lo mejor que me he encontrado en la saga.
Pero a pesar de todo esta película no esta exenta de criticas, para empezar la esposa (que si, es la misma actriz que en su momento interpreto a la esposa del oficinista en Tetsuo I) la veo un pelín sobreactuada, después hay un lío raro con que al final se descubre que Yatsu y Taniguchi eran hermanos pero fueron separados a raíz de un trauma infantil que sufre uno de los hermanos y luego el final de la película no queda del todo claro que es lo que pasa realmente al final.
Pero vamos, a pesar de que ganase en su día el Premio de la Critica en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Yubari, no se cuenta entre mis favoritas.

NOTA DE COLOR
A pesar de que a día de hoy estas películas es muy difícil que aparezcan en la televisión, hay que decir que fueron distribuidas de la mano de Manga Films en los 90´s de manera... ¿fraudulenta? ya que nos la trataron de colar como que eran las películas "live action" de Akira, la obra magna de Katsuhiro Otomo, de hecho en la segunda parte ni siquiera se molestaron en poner el titulo de "Cuerpo de Martillo" si no que lo bautizaron como "Tetsuo 2: Apoteosis Final", pero que no os engañen niños, a día de hoy no existe ninguna película o serie de imagen real de Akira, y dicho esto no tengo mas que añadir.

Bien, tras el éxito de Tsukamoto con las dos películas de Tetsuo decidió cambiar de aires, y así empezó a hacer otras películas como "Tokyo Fist", " "Vital". "Serpiente de Junio" o "Nightmare Detective" o la película de acción trepidante "Bullet Ballet", el caso es que tras esta ultima cinta estuvo trabajando en la película "Ichi el asesino" de Takashi Miike, durante el rodaje de esta salvajada,  dijo que estaba preparando una nuevo, que muchos pensaron que seria "Bullet Ballet 2", pero cuando en la pagina de Kaiju Theatre salio un letrero que ponia "Proyecto Tetsuo" lo cual para la sorpresa de muchos (yo me incluyo) habría una tercera película Tetsuo con el nombre de:

TETSUO 3: EL HOMBRE BALA (2009)

Una de las principales caracteristicas de esta tercera parte es la renovación de prácticamente todo el elenco, Tomorowo Taniguchi deja de ser el protagonista (aunque en la película tiene un breve cameo) que acaba con una ferretería incrustada en el cuerpo y el manto de Tetsuo pasa al actor estadounidense nacido en Pennsylvania Eric Bossick, (por cierto es el que le pone la voz en ingles a Henry Townsend en Silent Hill 4), asi mismo Tsukamoto también prescinde de Kei Fujiwara como el papel de la sufrida esposa del protagonista, rol que recae en la guapa actriz Akiko Monou, así como la presencia de actores no-japoneses como Stephen Sarrazin, Dwayne Lawler y Michael Duncan. El propio Tsukamoto busco a su elenco de actores en círculos poco conocidos, grupos de teatro y actores de cine independiente, no pensaba en cometer la ignominia de meter a Tom Cruise en una película japonesa.

Otro cambio con el que muchos nos quedamos a cuadros fue la marcha del artista electrónico Chu Ishikawa que había compuesto de manera siniestramente magistral al banda sonora de la primera y la segunda película ahora era sustituido por el grupo de música de rock industrial fundada por Trent Reznor que responde al nombre de Nine Inch Nails; así que con toda esta mezcla de artistas japoneses y americanos, Tsukamoto se embarco en la tercera parte de la saga.

Nuestra historia comienza en un Japón de un futuro próximo, donde Estados Unidos controla el archipiélago nipón, y donde un hombre que trabaja en una oficina llamado Anthony vive casado con su esposa Yuriko y con un hijo llamado Tom. Un día mientras Anthony lleva a su hijo al colegio pasando por un túnel un coche arrolla al pequeño Tom matándolo (los avispados sabréis de quien se trata el conductor 😉), el trauma por la muerte de su hijo mas las constantes suplicas de que busque y mate al asesino de esta que el cuerpo de Anthony se empiece a transformar en un ser de metal negro con una capacidad destructiva sin precedentes, ¡Y LO PEOR DE TODO ES QUE CUANTA MAS RABIA ACUMULE, MAS PODEROSO Y DESTRUCTIVO SE VUELVE!

Aquí de nuevo una nueva historia y un nuevo rumbo, de hecho casi podríamos considerar que esta es una obra cyberpunk mas "clásica" con los tópicos de una película cyberpunk: sociedad globalizada, megacorporaciones sin escrúpulos, proyectos del ejercito supersecretos... vamos, podría decir que esto es un spin-off de la película de Ghost in the Shell y colaría perfectamente,
Quizás de todas las películas es la menos "extraña" de todas, sin imágenes inquietantes y simbolismos perturbadores y se centra mas en la trama y en la acción, de hecho al final toda la trama de la megacorporación y de la trama del experimento militar desaparece y al final solo queda el enfrentamiento entre el Hacker (si, es Shinya Tsukamoto) y Anthony que no es nada del otro mundo en comparación con los enfrentamientos anteriores.
Pero el problema que tiene esta película es la cámara, no se queda quieta en ningún momento, siempre esta moviéndose de aquí para allá, que hace que Michael Bay parezca Ingmar Bergman (Que ya es decir).
Otra cosa por las que ha sido criticada esta película es porque tiene un final mucho mas "feliz" o por lo menos tiene un final un poco mejor, pero: en mi humilde opinión, dejar a un Hulk solo que en lugar de cabrearse y volverse grande y verde se convierte en un monstruo de metal y chatarra con el poder suficiente para evaporar una ciudad entera y anda suelto en una de las ciudades mas estresantes del mundo.... ¿alguien tiene a mano el teléfono de The Authority?

Sin embargo una de las cosas que aplaudo de esta película en pleno 2009, salvo la imagen de Tokyo volando por los aires, todos los maquillajes y las transformaciones de Anthony se han hecho de manera artesanal con prótesis y maquillajes sin necesidad de usar el CGI, tanto es así, que en una escena de la película que Anthony (ya convertido en monstruo de metal) se pone a llorar y de sus "ojos" empieza a brotar aceite de motor quemado, un efecto muy bueno.

Esta tercera pelicula gano el Festival de Venecia del año 2009 y también fue premiada en el Festival de Tribeca (EEUU) en el año 2010, y según cuenta la leyenda urbana de Hollywood, el mismisimo Quentin Tarantino "apadrino" esta película.
Así mismo se realizo un cómic de la película, con el guion de Tsukamoto y los dibujos de Akira Fukaya.

EL FUTURO
Desde los engendros grotescos de Tsutomu Nihei hasta el personaje de Marvel Kenji Uedo, la impronta de oxido y herrumbre de Shinya Tsukamoto y su saga de Tetsuo se ha dejado notar en muchos medios, como un referente de un mundo cyberpunk decadente y dejando un mensaje de que esas mismas tecnologías que nosotros veneramos pueden volverse en nuestra contra.

La verdad es que por la red esta circulando el rumor de una cuarta parte, sin embargo Tsukamoto no lo ve claro y la verdad, prefiero que lo dejen así para no terminar de quemar la saga, con Tetsuo 3 El Hombre Bala, creo que no es necesario una secuela mas.
Sin mucho mas que añadir, me despido de ustedes hasta la semana que viene.

1 comentario:

Pablo Iglesias dijo...

Vaya paliza te has pegado! Yo sólo he visto la primera película, y la verdad es que me pareció grotesca y perturbadora unos ratos, y coñazo otros. Es decir, como experiencia está interesante, pero no me encanta: será de culto, pero de cultistas un poco chalados :P

Lo que me parece raro es que la etiquetes como ciberpunk: vale, hay cuerpos mezclados con metal, pero es más un fenómeno mágico que cibérnética, y no hay punk (como activismo y protesta social) por ningún lado. yo diría que es de terror, ciencia ficción y fantasía.

A ver si un día me animo y veo las otras, aunqyue tal y como las describes parecen menos interesantes :P

PD: ¡cuánto se parece este cuento! http://lafundacionscp.wikidot.com/scp-es-029