domingo, 16 de noviembre de 2014

Otakus de entonces, Otakus de ahora


He empezado a escribir este articulo por una cosa que me lleva rondando la cabeza desde bastante tiempo, asi que prefiero exteriorizarlo aquí en el teclado y en mi blog, sinceramente primero leedlo con cuidado y posteriormente me podéis decir lo que opináis abajo en el libro de visitas.

EL ANIME EN LOS AÑOS 90
En los 80 y principios de los años 90 hubo una gran cobertura del anime acá en España por parte de las televisiones, recordando que TVE 1 y posteriormente TVE 2, sacaron a antena algunas series de anime, aun recuerdo como si fuese ayer el primer capitulo que vi de Saint Seiya (Caballeros del Zodiaco) que era casi al principio de esta, durante el torneo galáctico antes de que el Caballero del Fénix empezase a hacer de las suyas con los caballeros negros, de hecho fue justo la pelea de Seiya y Shiryu, solo pensadlo, casi a la hora de comer, poner una serie de anime donde dos tipos con armaduras se destrozan a puñetazo limpio, a día de hoy seria casi impensable.

Así mismo en las televisiones autonómicas y los canales privados mostraban una parrilla mucho mas amplia, Dragon Ball, Kimagure Orange Road, Ranma 1/2 o Sailor Moon solo por citar unos cuantos ejemplos, aquellos eran realmente los años dorados para cualquier fan del manganime de la epoca, sin embargo todo esto a mediados de la década de los 90 aquella bonanza daría un giro de 180º.
¿Os llama la atención este póster? Pues esta peli de anime la echaron en Telemadrid en la década de los años ochenta y yo la llegue a ver.

LA SANTA CRUZADA CONTRA LA INFIEL JAPÓN
A mediados de los años 90 grupos y asociaciones de padres de corte claramente derechista, con ciertos apoyos de curas fanáticos que todavía se creían que estamos en el medievo, decidieron que como los niños somos retrasados mentales, pues había que protegerlos de aquellos "dibujos chinos" llenos de sexo y violencia. De hecho recuerdo el "ensayo" (por llamarlo de alguna manera) de un religioso (creo que era un religioso) que escribía cosas como que Dragon Ball estaba llena de simbologia satánica subliminal oculta y que su creador, Akira Toriyama, viajaba a un pueblo Chino donde vivían hechiceros y adoradores del Maligno y realizaba rituales con demonios para que su serie tuviese éxito (yo actualmente pienso que ese señor que escribió aquella locura deberían de haberlo internado en una institución mental, porque que alguien escriba esas cosas, se las crea y encima dice ver gigantes cuando lo que hay son molinos de viento, hay que estar muy mal de la cabeza). Así pues esta gente que se lleva las manos a la cabeza horrorizadas porque a Akane Tendo se le han visto las tetillas durante segundo y medio, mientras que no dicen nada cuando en una película de Harry el Sucio (no recuerdo si en la primera o la segunda) una prostituta es zarandeada, golpeada y asesinada vertiendo un frasco de veneno para las ratas por el gaznate por su chulo (y algunos tienen los santos cojones de decir que "eso" es arte) deciden hacer elemento de presión en las cadenas de televisión para retirar todo el anime de las parrillas de programación, tanto es así que durante mucho tiempo casi se salen con la suya, y digo casi porque efectivamente en la televisión publica el anime literalmente dejo de existir y en las televisiones privadas muchas series fueron canceladas, en los canales autonómicos, Dragon Ball fue relegada a horarios intempestivos y finalmente retirada de su emisión y tan solo algunas televisiones locales se atrevieron a sacar animes viejos de la década de los 60 y 70. El desgraciado caso relacionado con Pokemon y unos niños japoneses que habían sufrido ataques epilépticos por ver un capitulo de susodicha serie ayudo a reforzar sus fanáticas creencias: "Estos dibujos chinos son peligrosos para la sociedad y hay que eliminarlos".
   Una aproximación de lo que muchos de estos individuos pensaban al embarcarse en la empresa de eliminar el anime de la televisión española.

Por supuesto, los fans y la gente inteligente decidieron organizarse, presentando desde fanzines, revistas especializadas, organizando mesas redondas, la creación del Salón del Manga de Barcelona que en la actualidad es el mayor referente del cómic, la animación y la cultura del país del sol naciente en general, haciendo que poco a poco la gente deje de ver el manga y el anime como quien ve un vídeo snuff , y aunque los cruzados contra la pérfida e infiel Japón siguen existiendo, ya no tienen el poder que tenían antes.

OTAKUS DE ENTONCES
Por aquella epoca, cuando la palabra "friki" era casi como un insulto y gracias al capullo tontorrón de Javier Cardenas (el y Xavier Deltell eran los que menos puta gracia me hacían de Crónicas Marcianas) la gente que gustaba de otras aficiones tales como el cómic o pintar y coleccionar figuritas de Warhammer eran vistos como gente rara y habitualmente como no entendían tu mundo, pues normalmente en el colegio o instituto pues casi todo el mundo te daba la espalda. Por lo tanto si en una tienda de cómics, o en un supermercado o en un bar o en la puta calle, veías a una persona que tenia una camiseta de  no podías evitar entablar conversación con esa persona, porque era una persona con la que tenias muchas cosas en común e incluso aunque a el le gustasen series que a ti no te gustaban, pero aun asi se podía aprender el uno del otro, y aunque después te tiras meses o incluso años sin ver a esa persona, cuando te reencuentras con ella la amistad sigue, bien sea para quedar con esa persona en un momento dado o también para ir a una convención o evento, en definitiva, que como las matemáticas nunca se equivocan y cono uno mas uno son dos aquí y en Kenya y Tanzania y porque al ser pocos no podíamos ignorarnos entre nosotros.

OTAKUS DE AHORA
Los otakus en la actualidad de verdad no aprecian lo que tienen ahora, ahora basta con que en una tienda de cómics veas a otra persona con una camiseta de, por ejemplo, Fushigi Yugi y solo por que simplemente a esa persona le mola el manga de Yu Watase y tu lo detestes, ya es razón para que ni te acerques a esa persona y que en el hipotético caso de que confluya en el grupo de amistades relacionadas con el manga y anime, esa otra persona tendrá un trato mas o menos frío y si puede difamar a esa persona con tal de dejarlo siempre en peor lugar y como ultimo recurso echarlo de ese grupo. No digo que esto ocurra siempre, y de hecho ya mucho antes ocurría (yo fui testigo varias veces), sin embargo cada vez esto pasa con mas asiduidad, "Quiero que la gente con la que me junte les gusten las mismas series que a mi y si no, o te gustan otras series que a mi no me gustan ya puedes desaparecer de mi vista".

ALEGATO FINAL
Una de las cosas que tiene el manga y el anime (y también el cómic en general) es que tiene mucha variedad, tienes desde historias sobrenaturales, ciencia ficción, románticas, misterio, terror y muchos mas, con ellas hay cientos de dibujantes y también guionistas, y si nos atenemos al anime también tenemos a los animadores y al equipo músico y de efectos sonoros, eso es lo que hace al anime grande (aunque últimamente esta muy de capa caída) y eso es lo que hace que haya tanto para elegir, por lo tanto, por favor no nos pongamos ahora exquisitos porque a una persona le guste tal serie o tal otra que a ti no te gusta, que hay espacio para todo el mundo; no digo que ahora nos cojamos todos los otakus de España de la mano y comencemos a cantar Lucy in the Sky With Diamonds de los Beatles, sin embargo tener un tono por lo menos cordial, que aunque no te guste tal serie o tal otra, siempre haya un clima de entendimiento y de concordia; porque los otakus de esta generación no saben es que porque los de la generación pasada estuvimos unidos en lo bueno y en lo malo, muchas gracias.    

1 comentario:

Anónimo dijo...

pues era en una mañana fria en la que yo me encontre con un otaku , discernido de las doctrinas de goku kakaroto. entablemos un combate sin igual y singular en el que los dos perdimos algo muy preciado..... a dia de hoy somos amantes de manga y esas cosas inexplikeibol .un saludo de mantequilla china deretida . xao xoxin