domingo, 19 de agosto de 2012

Hermes te hace un Análisis IX, Tygra Hielo y Fuego 1983

Hablar del cine de animación es algo que siempre ha creado mucho debate, bien por gente (como un compañero que tuve en mi segundo año en fotografía) que es de la opinión de que el trabajo de un actor de carne y hueso tiene mas merito que un dibujo animado y otros que opinan que el cine y las series de animación son cosa para niños, y eso a pesar de que la animación japonesa ha creado una gran cantidad de películas y series donde hay un gran contenido para adultos y para molleras mucho mas maduras; una lista de largometrajes y seriales que van desde Osamu Tezuka hasta Satoshi Kon y desde Otomo hasta el Estudio Ghibli, nos han demostrado que los dibujos animados no solo se reducen a un puñado de animalitos cantando y haciendo el gilipollas por el campo.
Sin embargo esto no sucede fuera del archipiélago de Yamato, existen muy pocos ejemplos de cine de animación mas para un publico mas maduro; no obstante un pequeño grupo de irreductibles realizadores decidieron que ya era suficiente de películas ñoñas de Disney donde se ponen a cantar cada dos minutos de metraje y se lanzaron con películas de dibujos animados de mas madurez, realizadores tales como Don Bluth, Martin Rosen y recientemente el madrileño Fernando Trueba con su película de animación Chico y Rita, entre todos ellos un realizador natural de Haifa (Israel) que es del cual vamos a hablar y cuyo nombre es Ralph Bakshi, el cual hizo una buena cantidad de películas de animación y fue el único que ademas los tuvo bien puestos para hacer la primera película de animación del Señor de los Anillos en el año 1978, también hizo otra película cargada de controversia llamada Hechiceros de la Guerra (Pero de ella hablare en otra ocasión).

TYGRA, OTRA DE ESPADA Y BRUJERÍA EN LOS 80 
Tygra es una película creada a principios de los años 80, aprovechando el tirón de la película Conan el Bárbaro de Jhon Milius de 1982 y protagonizada por el tito Schwarzenegger; Tygra no solo cuenta con la técnica mucho mas  depurada del rotoscopio que ya se utilizo en otras producciones anteriores, si no que ademas cuenta con la presencia en los diseños ni mas ni menos que de Frank Frazetta (que en paz descanse), el cual por aquella época ya había hecho gran cantidad de ilustraciones de Conan y también de Jhon Carter de Marte entre otras cosas.

Y esto es lo que pudo ser y no fue la adaptación de este año de la película Jhon Carter de Marte.

La historia nos sitúa después de la primera glaciación en un mundo fantástico, donde una malvada reina de nombre Juliana da a luz a un hijo de nombre Nekron, que es el malvado rey brujo del reino de los Hielos y que utiliza su gran poder para empujar los glaciales de nuevo hacia las zonas mas cálidas del mundo, con un ejercito de hombres salvajes y otras bestias pretende en convertirse en el amo de todo lo habido y por haber, durante uno de sus ataques destruye una aldea de bárbaros donde pertenece Larn, un joven el cual intentara huir del ejercito de Nekros, por otro lado, la fuerza antagónica que lucha contra el hielo, el Rey Harod del Reino del Fuego (cuyo castillo esta en lo alto de un volcán en actividad) descubre que los espías de Juliana han secuestrado a Tygra, su bella hija para obligarle a rendir su fortaleza y su ejercito ante el Reino del Hielo; el tercero en discordia es un misterioso guerrero armado con un hacha y vestido con una piel de lobo negro el cual es un feroz combatiente y nunca se sabe su nombre (Aunque en los créditos finales figura como "Darkwolf") de hecho existen muchas teorías, unos opinan que es el espíritu vengador de un rey cuyo reino fue destruido por Nekros (Larn ve una estatua de Darkwolf en las ruinas de un castillo antes de encontrarse por primera vez con Tygra), otros opinan que podría tratarse del marido de Juliana y padre de Nekron, exiliado y que ahora vuelve para vengarse.

Aunque yo prefiero verlo como un guardián silencioso, un protector vigilante...un caballero oscuro

Los tres juntos, Tygra, Larn y Darkwolf correrán muchas aventuras para vencer al villano Nekros, incluyendo luchar contra las extrañas criaturas que pueblan el extraño mundo, viajar a lugares exóticos y finalmente devolver el equilibrio entre ambos poderes.
Tenemos ante nosotros un film nacido de la estética fantástica ochentera, un film con estilo propio, en esta película no vas a ver armaduras que casi parecen robots gigantes con hombreras kilométricas y colores que dañan las retinas, ni katanas o ninjas y luchadores de karate, o mega espadas de varias millas de largo, la estética es humilde pero que funciona fácilmente gracias a la grandeza que derrochan los diseños de Frazetta y el trabajo de los actores que dejan su cuerpo en el rotoscopio, dando una calidad en la animación inmejorable.
Una mención especial a Tygra, protagonista que da nombre a la cinta, retratada por Frank como una bella mujer de cuerpo escultural, inteligente, sin miedo y que se enfrenta a los malvados e incluso saca el valor de  intentar mediar en el conflicto tratando de  convencer a Nekros de que ponga fin a su absurda guerra.
Tygra, sin duda es la respuesta a las oraciones de mucha gente harta de niñas anorexicas y sin personalidad que nos encasqueta la industria del anime japones de hoy día.   

Como ya he dicho al principio esta película no es ni de lejos un producto infantil, con un animal que habla y se pone a decir gilipolleces o que derrotan al villano cantando una canción estúpida, aquí hasta quien menos te lo esperas recibe un hachazo en el pecho, tenemos gente atravesada por lanzas, flechas, ensartada en espadas e incluso uno de los secuaces del antagonista es devorado vivo por una especie de lagarto gigante que vive en un lago, escenas que aunque no llegan a ser tan gráficas e impactantes como Hechiceros de la Guerra del propio Bakshi o Ninja Scroll de Yoshiaki Kawajiri si le dan la madurez a la cinta para desmarcar el cliché de que esta es es una película infantil de dibujos animados.
Pero obviando todas estos detalles y matices, hay que tener en cuenta el acabado artístico de una gran película de animación fuera del país del sol naciente.  

Este análisis se lo dedico a Mª del Mar, que la quiero mucho y espero que vuelva pronto del otro lado del Atlántico.

1 comentario:

Anónimo dijo...

me entro el gusanillo de verla