domingo, 28 de mayo de 2017

Hermes te hace un Análisis XXXI: Las Aventuras de Ford Fairlane (1990)


Saludos lectoras y lectores de la guardia:
Bueno, con el verano a las puertas, ya van apareciendo los "Blockbusters" veraniegos en este caso voy a hablar de una película un poco desconocida, sin embargo gracias a un amigo que me la recomendó, vamos a hacerle un "revival" como Dios manda.
Salida en 1990, "La Aventuras de Ford Fairlane" es en si una despedida a todo lo que fue la década de los 80, su estilo y a todo lo que esta década representa, comenzando con su protagonista, el propio Ford Fairlane, interpretado por el humorista Andrew Dice Clay es en si la quintaesencia del héroe badass de los 80´s, duro, seguro de si mismo y con cierto toque de irreverencia y rebeldía que hicieron únicos a el y a otros héroes de la misma década.


La historia nos lleva hasta Ford Fairlane, un detective privado que se dedica a solucionar problemas a estrellas de la música del momento, sin embargo los muy roñicas no le pagan nada mas que a base de regalos; un buen día, después de ayudar a un grupo de rock femenino conocidas como "Las Pussycats" de un acosador recibe la llamada de un antiguo amigo suyo que le pide que encuentre a su hija, una "groupie" llamada Zuzu Pétalos prometiéndole ademas una recompensa de dinero en condiciones, sin embargo al poco el amigo de Ford aparece asesinado en su estudio de grabación; lo que este "superdetective" del rock no sabe es que detrás de la muerte de un simple locutor de radio y la desaparición de su hija, hay una trama bastante oscura donde hay mucho dinero de por medio y muchos jefes de las discográficas están en el ajo.

Así pues, esta película es muy simple en su concepción, tiene tres puntos que la hace especial; el primero sin lugar a dudas es el tono desenfadado, lleno de humor ácido que hacen muy llevaderas a esta cinta, después la gran cantidad de buena música que salpica la banda sonora y buenos temas de Rock, en especial me gusta mucho el tema que se marca el propio Fairlane en el estudio de grabación.
Por cierto, no se como se llama la canción, si algún héroe sin capa ha visto la película y sabe que canción es le estaría muy agradecido. 

La tercera lectura es una critica muy desenfadada hacia la extrema comercialización de la música por parte de las discográficas que solo piensan en sacar pasta con cantantes muy comerciales sin alma y sin sustancia, personificados en la figura del personaje de Kyle Troy, un cantante sin carisma que canta canciones hiperprocesadas y sin alma.

Me recuerda un poco a este cómic, con la diferencia de que este es una pedazo de mierda como un castillo.

Por ultimo me gustaría comentar algo que paso con esta película cuando se estreno aquí en el España en el año 1990.
Resulta que cuando esta cinta llego a España, tuvo la mala suerte de que había una huelga de dobladores, así que para evitar que la película se retrasase en su entrega, decidieron doblar la película con dobladores no-profesionales, tales como el actor, presentador y cantante Pablo Carbonell el cual puso la voz a Ford Fairlane y durante un momento del film Zuzu Pétalos canturrea la canción "Manolito" del grupo "Los Toreros Muertos" grupo donde tocaba el actor gaditano.
Así mismo la película tiene un montón de frases desternillantes que forman parte del erario popular tales como:
-"Tanto gilipollas y tan pocas balas"
-"Gano al guarro con que guarro"
-"Gracias por se un gilipollas, gilipollas"
-"Faltan 10 segundos para el momento mas embarazoso de tu vida"
-"Toma una magdalena, ridículo"
-"Keith Richards se removería de su tumba si no fuese porque el mamón aun no está muerto"

Y con esto terminamos el análisis de hoy, os recomiendo verla, y mas ahora que se acerca el verano, le dedico esta entrada a mi amigo Manolo Morales, el cual fue el primero en recomendarme verla.
Y preparaos, porque la semana que viene, va a arder Troya

No hay comentarios: