domingo, 17 de enero de 2016

Hermes te hace un análisis XXVI: Dentro del Laberinto (1986)


Hoy quiero salirme un poco de lo establecido, debido a que en esta semana han fallecido dos importantes figuras de la cultura de los 80, por un lado David Bowie, icono de la música pop, por otro lado Alan Rickman, actor conocido por muchos por su papel como Severus Snape en la saga de películas de Harry Potter, en un principio quería hacer un análisis de Jugla de Cristal 1 donde Alan Rickman interpretaba al terrorista Hans Gruber, sin embargo, como considero que Alan Rickman ha hecho mas cosas aparte de Jungla de Cristal y dado que el film que presentamos hoy es uno de mis favoritos de la infancia, vamos a comentar esta y tal vez en el futuro el señor Rickman tendrá su desquite mas adelante.
Así que Bowie, esta va por ti.

UNA AVENTURA FANTÁSTICA DE CUENTO DE HADAS
Nuestra historia se centra en Sarah (Jennyfer Connelly), una niña que vive con su padre y con su madrastra, y que esta obsesionada con los cuentos de hadas, sin embargo su madrastra, se comporta de manera abusiva y la obliga a quedarse los fines de semana con su hermano pequeño, una noche mientras su padre y su madrastra se van de farra y ella tiene que hacer de canguro, furiosa le pide al rey de los goblins que se lleve a su hermano lejos de aquí, y da la casualidad de que así lo hace, se lleva a su hermanito a su castillo en mitad de su enorme laberinto y le propone un juego a Sarah, en trece horas debe atravesar el laberinto, llegar a su castillo y salvar a su hermano o se convertirá en un goblin como todos los siervos de Jareth, el rey goblin, durante su peripecia por el rocambolesco mundo Sarah recibirá ayuda de simpáticos personajes como Hoggle, un enano cascarrabias y entrañable, Ludo, un troll peludo que puede controlar las piedras y Sir Didymus, un perro tipo Fox Terrier que se las da de caballero andante, los cuatro juntos cruzaran un laberinto extraño que desafía toda lógica y muy muy divertido
    Vale, no es que sean La Compañía del Anillo, pero son un buen grupo de héroes.

ADENTRÁNDONOS EN EL LABERINTO
Esta película tiene algo que se ha perdido mucho y es esto:
Sin lugar a dudas esta película fue hecha con el corazón, la mano artesanal de Jim Henson se ve en cada plano, las criaturas que pueblan el laberinto son increíbles, el alma del mismo hombre que años antes creo "Cristal Oscuro" y "Los Teleñecos", sorprendió a la audiencia con un mundo con personalidad propia y una estética única, el trabajo con las marionetas es sobresaliente, ya que en lugar de copiar a Tolkien, opto por crear un mundo con una estética y unos personajes con personalidad, como ya he dicho el trabajo con las marionetas es de lo mejor, por no haber, no hay ni siquiera marionetas de alta velocidad como es el caso de los films de Ray Harryhausen, por poner un ejemplo (y no había CGI en los años 80 asi que olvidaos), de hecho, casi no estoy poniendo capturas de pantalla porque quiero que os animéis y la veáis con vuestros propios ojos, porque de verdad la película es una sorpresa constante.
En el apartado musical, David Bowie con su aspecto excéntrico al que nos tiene acostumbrados se come literalmente cada escena con números musicales como "Magic Dance", "As the world falls down" y "Within You", en especial recalco esta ultima, ya que aquí el escenario es una increíble recreación de los locos laberintos del artista de Países Bajos MC Escher.
  
PARA IR TERMINANDO
Esta es sin duda una gran película, para disfrutar en familia, con una banda sonora excepcional de Trevor Jones trabajando con el propio David Bowie, una ambientación original con personajes entrañables y muy divertidos, asi que si no habéis visto esta película, buscadla porque es un regalo que no os podéis perder, y si la habéis visto, creo una revisión nunca esta de mas aparte de que sin duda es hacerle un gran tributo a David Bowie, muchas gracias y hasta la próxima semana.

1 comentario:

Rafael Pascual dijo...

Me gusta ver que te gusta tanto esta película, que me trae muy buenos recuerdos.