domingo, 15 de febrero de 2015

Hermes te hace un análisis XXIV; Orfeo Negro (1959)


Bueno, tras una semana en guerra contra la gripe, y viendo que poco a poco voy ganado la batalla a tan deleznable virus, vamos a comentar una película ciertamente interesante, coincidiendo con que en el Mes de Febrero coinciden las fiestas de Carnaval y San Valentin ¿Que os parece si mezclamos ambos conceptos en una sola película?
Producida en 1959 por el realizador Marcel Camus, esta película mezcla dos conceptos que a simple vista no parecen tener nada en común que es la tragedia de Orfeo y Eurídice con la exuberancia exótica del carnaval de Brasil.


QUE NO PARE LA FIESTA
La película nos mete de lleno en el carnaval de Río de Janeiro, donde un joven mulato de nombre Orfeo (Breno Mello) que tripula un tranvía por la zona central de Río en mitad del esperado carnaval, durante una de sus paradas conoce a Eurídice (Marpessa Dawn) una joven muchacha recién llegada a la ciudad la cual busca a un familiar que vive en la zona de las favelas pues que teme por su vida ya que esta huyendo de un hombre misterioso que quiere matarla por otro lado el risueño Orfeo se va a casar con su novia, la celosa Mira interpretada por Lourdes de Oliveira, al final tanto Orfeo como Eurídice se verán atrapados por el trance y la locura del carnaval de Río, finalmente ambos como en toda tragedia clásica finalmente encuentran su destino.

PARECIDOS RAZONABLES
Los parecidos de esta cinta con el mito griego son muchos y muy notables, por un lado como he mencionado arriba la joven Eurídice viaja a Río porque esta siendo perseguida por un hombre que quiere matarla, en el mito griego, Eurídice huye de un cazador de nombre Aristeo que pretendía violarla, así mismo mientras que el Traciano Orfeo se maneja con la lira, instrumento musical utilizado por los poetas griegos, el Orfeo brasileño lleva una guitarra española, mas acorde con el lugar donde se desarrolla la película, cuando Eurídice muere en la leyenda griega, Orfeo decide ir a buscarla al reino de los muertos propiedad de Hades; en la cinta Orfeo decide entrar en la senda oscura de la hechicería vudú y la santería, incluso hay una mención a que no se diese la vuelta pues si se diese la vuelta Orfeo perdería a su amada para siempre.
  
El trágico final de la película tenemos a Orfeo que muere apedreado tanto por su prometida Mira como por la prima de Eurídice de nombre Serafina (Lea Gracía) rompiendo su guitarra en el proceso, en el poema, según la versión del poeta Ovidio (hubieron varias versiones de la muerte de Orfeo escritas por otros poetas Helenos como Pausanias o Higino) el muere despedazado por las Bacantes (sacerdotisas del dios Baco) y rompen su lira y arrojan sus miembros al río Hebro.

También existen referencias a otros personajes clásicos tales como Caronte o Hermes pero no tienen tampoco demasiado peso en la historia, aun asi es agradable ese tipo de guiños. como por ejemplo cuando el niño que acompaña a Orfeo hasta el templo, aparece un perro que le impide la entrada al infante, una clara referencia al perro Cerbero, que guarda las puertas del Tártaro.

QUE ESTO NO DECAIGA SEÑORES 
Sinceramente esta película merece ser repasada varias veces, pues tiene códigos y mucha simbologia oculta, asi mismo solo por el espectáculo de colores, el potencial exótico de Brasil en estado puro y las canciones del poeta, escritor y cantautor Vinicius de Moraes, este película merece estar en un palmares, buenas noches y espero que tengan una buena semana.
     

No hay comentarios: