domingo, 7 de septiembre de 2014

Hermes te hace un Análisis XIX; Robin y Marian (1976)


Hola amigos y amigas de la Guarida de Thirkanis, bien, como lo prometido es deuda comenzamos el llamado "Mes de Sean Connery" con una de sus películas, quizás no tan conocida en el palmares de este actor nacido en Fountainbridge, sin embargo me apetecía mucho comentarla, porque tiene muchas cosas buenas, pero también tiene muchas cosas malas, que aquí vamos a ir desgranando poco a poco.

EL VIEJO ROBIN
La película comienza con Robin Hood invadiendo castillos en Francia por orden de su rey Ricardo Corazón de León (Primer error, Ricardo Corazón de León pertenecía a la Casa de Plantagenet, eso quería decir que era mas francés que el Conde de Montecristo); tras un rifirrafe con el monarca, Robin y su amigo Jhon (creo que es Jhon Little, aunque en la película nunca nos lo aclaran) terminan en una mazmorra. Tras la muerte del rey a causa de sus heridas en la ultima batalla, Robin y Jhon deciden regresar a Inglaterra, mas concretamente a Nottingham, una vez allí en el bosque de Sherwood se reencuentran con Fray Tuck y con Will Scarlet y ven que nada de lo que hicieron en el pasado ha servido para nada, ya que el codicioso Sheriff de Nottingham sigue haciendo de las suyas, no ha perdido ni un ápice del poder que ostentaba antes, y sobre todo, Robin quiere volver a reencontrarse con Marian, que ahora se ha metido a monja.          

Estamos frente a una película que se sale un poco de las bufonadas de Errol Flynn, mostrando un Robin Hood mucho mas serio y adulto, sin embargo, esto a veces fracasa ya que mas que un Robin veterano y maduro a veces nos parece ver a un hombre senil, que no sabe bien lo que quiere y e igualmente cree que puede seguir con su edad y con todo lo que ha visto y sufrido a seguir haciendo lo que hacia en el pasado.

Como contrapunto, tenemos al personaje de Marian, interpretada por mi amada Audrey Hepburn, que muestra el punto realista de la situación y que ademas, critica a  Robin por haber ayudado a Ricardo en sus locas campañas, pero que a pesar de todo le sigue queriendo; su monologo sobre el amor al final de la película es sencillamente memorable. 

Pero desgraciadamente esto es de lo poco que se puede sacar en limpio de una película que tiende a ser demasiado lenta, las escenas de las batallas muy mal coreografiadas y prácticamente si quitamos a Robin y a Marian el resto de personajes no hacen casi nada aquí, por ejemplo Tuck y Scarlet, que prácticamente su aparición es un cameo que no aporta demasiado, asi como el Sheriff de Nottingham, interpretado por Robert Shaw, el antagonista, que es un personaje muy plano, al contrario por ejemplo de Alan Rickman cuando hizo el mismo papel en "Robin Hood Príncipe de los Ladrones" junto a Kevin Costner y a Morgan Freeman a principios de los 90; pero no hablemos ahora de ese otro film.
Otro tema es la indumentaria que tiene Robin, esa especie de jubón corto desarrapado, gris y hecho añicos; yo comprendo que las mallas verdes de Errol Flynn no pegan ni con cola en esta película, pero podrían haberse currado un poco mas el vestuario de Robin Hood.

porque luego miramos por ejemplo otras películas o series y vemos que el ropaje del habilidoso ladrón y arquero de Sherwood esta mucho mas currado.
 Hasta incluso la indumentaria que lleva el actor Cary Elwes en la película en clave de parodia de Mel Brooks es mucho mas vistoso y atrayente.

Por ultimo, en el apartado de la música, tenemos al gran Jhon Barry, creador de la música de las primeras películas de 007, y ganador de varios Oscars por la banda sonora de películas como "Memorias de África" o "Bailando con Lobos", en esta película no se ve del todo su talento, quizás porque no estaba demasiado motivado en esta película, sinceramente no hay nada memorable en la banda sonora de esta cinta.

CONCLUSIONES
Para terminar, si te gustan las películas del medievo y concretamente te gustan las que están relacionadas con el mito de Robin Hood, posiblemente esta película sea una curiosidad, un poco por saber como debieron ser los últimos años de los personajes, aunque el final sea muy triste y el enfoque en general sea bastante gris y apático, 

NOTA DE COLOR 
Años después en la década de los 80, el hijo de Sean Connery, Jason, encarnaría a Robin Hood en la serie de televisión británica "Robin de Sherwood" encarnando a Robert de Huntigdon.
  
Así mismo a principio de los 90 en la antes mencionada "Robin Hood Príncipe de los ladrones" el propio Sean Connery tiene un cameo al final de la película interpretando al propio rey Ricardo Corazón de León.

Esto ha sido todo por hoy, el próximo fin de semana seguimos con mas del "Mes de Sean Connery", hasta la próxima.    

1 comentario:

Anónimo dijo...

a mi no me parecio tan mala pero claro me puede el fanboy que llevo dentruooo