domingo, 9 de diciembre de 2012

Hermes te hace un Análisis XII, Wizards, 1977



Hola a todas y a todos, este año 2012 se acaba y para colmo estoy contando los días minutos y segundos para el regreso del fenómeno cinematográfico mas grande de todos los tiempos, por eso, y para ya comenzar a rematar la faena de este año voy a hacer un ultimo "Hermes te hace un análisis" basado en otro film de fantasía y ciencia ficción, uno con el que tengo una especial relación amor/odio. Nacido de las manos de un director que ya hablamos de el hace algunos meses, el mismo hombre que dirigió Tygra Fuego y Hielo, el polémico Ralph Bakshi, ademas, voy a hacer un análisis fuera de lo habitual, ya que voy a contar lo que funciona, lo que no funciona y finalmente voy a hacer mi interpretación de como debería haber sido la película realmente (consideradlo un regalo de navidad anticipado)

Wizards: Elfos, Ogros, Duendes, Robots, Tanques y Adolph Hitler.
La historia comienza con un apocalípsis  al parecer unos terroristas hicieron estallar una serie de bombas atómicas por el mundo, poco después comienza la 3ª Guerra Mundial (¿De que me suena esto?, Ah, si, del principio de la película de Akira) este infierno nuclear dura tanto tiempo que se tardan muchos miles de años en que las nubes radioactivas se disipen, así mismo quedan muy pocos humanos con vida, también por culpa de la radiación el resto de la humanidad ha transformado en mutantes, que han adquirido formas de extrañas criaturas de aspecto muy similar a orcos, trasgos, ogros y trolls, pero casi al mismo tiempo han despertado de áreas que no estaban contaminadas, elfos, duendes, hadas y demás fauna. En uno de estos reinos, conocido como Montagar, nacen dos niños hechiceros, uno que era capaz de canalizar la energía positiva, el otro era capaz de canalizar la energía negativa como es obvio, ambos se enfrentaron y al final el mago oscuro, llamado Blackwolf, fue exiliado del reino de Montagar y crea su propio reino en Scorch donde utilizando magia oscura y tecnología arma un ejercito de mutantes con armas de fuego, tanques y aviones. Ademas, para inspirar a las tropas, Blackwolf utiliza un proyector donde pone grabaciones de Adolph Hitler y de los nazis y escenas de la 2 ª guerra mundial; el desastre es inminente y las tropas de los elfos armadas con arcos y flechas no tienen nada que hacer frente al nuevo poder de los mutantes de Blackwolf; solo su hermano bondadoso, conocido como el mago Avatar, la princesa del Reino de las Hadas llamada Elinor, un guerrero Elfo llamado Weehawk y PAZ, un robot que al principio es leal a Blackwolf pero que mas tarde se une al grupo de héroes con la intención de detener al malvado mago y su ejercito de trolls de la Wehrmacht y orcos de la División Panzer.

Lo que me gustó.
La película en si no es mala, el argumento es razonablemente interesante, la puesta en escena y el trasfondo es bastante bueno, los diseños de personajes corren a cargo de David Jonas y de Ian Miller, los cuales crean un contraste muy bueno, ya que por un lado los parajes bucólicos y fabulosos casi de ensueño de Jonas chocan frontalmente con el mundo retorcido, oscuro y psicótico de Ian Miller, dos grandes artistas, cada uno representa las dos partes enfrentadas, el diseño de los monstruos parece sacada de la 1ª Edición de Dungeons & Dragons y eso me da un poco de nostalgia, los protagonistas están bien construidos, y sus diseños son simples pero muy efectivos al ojo del espectador, sigo sin entender porque Elinor si es princesa del reino de las hadas, tiene que ir vestida como una puta.

Aunque si has visto Tygra o Cool World, se entiende que este señor pues también siente cierta predilección por las féminas escasas de ropa. 

Otro diseño que tampoco termino de encajar demasiado bien es el de PAZ el androide, ya que al principio no sabes bien si es un robot o un mutante con un traje de cosmonauta. Como es muy típico en las producciones de Ralph Bakshi, se incluyen elementos hechos con el sistema de rotoscopio, en este caso utilizando ya material de películas bélicas, de la legendaria Zulú de 1964  o la ya comentada Alexander Nevsky de Sergei Eisenstein. En el campo sonoro no hay mucho que rascar la verdad, no tiene una gran banda sonora memorable y solo se puede destacar una especie de una melodía hecha con un sintetizador que suena al principio de la película y se repite un par de veces a lo largo de esta, y poco mas; un punto muy flojo, la verdad.

Lo que no me gusto.
Una vez aclarado lo bueno, vamos a poner lo malo; primeramente es el tema de la utilización de la figura de Hitler, lo cual no es solo un simple guiño, si no que es un abuso muy recurrente en el film de hecho convierten a Blackwolf en un vástago viviente del dictador alemán, porque sus secuaces ya solo lo llaman el furher, y al final, la narradora de la historia añade una frase al final de esta, que cito textualmente: "Hitler, había muerto por segunda vez".
Esto me parece que son ganas de echar palitos al fuego, ya que precisamente durante los años 50 y 60 se peleo para reconstruir una Alemania nueva, una Alemania sin nazis, una Alemania regenerada, para que el señor Bakshi en su cuento de fantasía aparezca una especie de reencarnación de Hitler para continuar la guerra que perdió en 1945, tampoco el hecho de que haya algunas referencias al holocausto judío ayudaban, y mas cuando desde 1972 hasta casi finales de esa década el estado Israelí  concretamente los psicópatas del Mossad ponían coches bomba en París y en otras partes del mundo y mataban a gente de la Organización para la Liberación de Palestina por su participación en los atentados de las olimpiadas de Munich.

Ejemplo del significado de la palabra "sutileza" en la mente de Ralph Bakshi.

Otro tema que no me gusta es la gran cantidad de violencia gratuita que hay en la cinta, Tygra era violenta, pero lo de esta película me parece ya demasiado, un poco mas y llega a la altura de Akira o de cualquier anime violento de la "Era Attitude" del Manga y el Anime.

Wizards: La versión según Hermes
Ahora vamos a crear un poco mi interpretación de como debería ser esta película, es mas, vamos a intentar sacarle un poco mas de provecho comercial. Vamos a dejar la ambientación y la historia tal cual, y vamos a eliminar casi del todo las referencias al nazismo, nada mas que vamos a colocar algunas pinceladas junto con las de otros señores de la guerra como Gengis Khan, Alejandro Magno, Napoleón Bonaparte o Stalin, porque los horrores de la Guerra no son solo de una persona, si no que en todas las épocas de la humanidad siempre han habido señores de la guerra que han deseado conquistar y masacrar sin piedad al enemigo, así que lo que utiliza Blackwolf, es un imaginario de varios de estos "señores de la guerra"; otro tema importante es el tratamiento que le dan a los mutantes, en este caso el tratamiento yo le daría otro enfoque, lo que nos lleva a este personaje de la foto:

Supuestamente esta mutante (la única mutante guapa de todo Scorch), es la amante de Blackwolf, (y por favor no vamos a empezar con la bromita de Eva Braun) y quiere tener un hijo que perpetúe el linaje del hechicero malvado, en el film original, apenas aparece un par de veces, pero aquí pienso darle un poco mas de "peso" a su presencia en el film de la siguiente manera:
Ella antes de la batalla final en las playas de Scorch rompe aguas y empieza a dar a luz, al final Avatar derrota a su malvado hermano (con una pelea de magia de verdad, no como lo hace Ralph que me pareció una mierda la forma en la que despacha Avatar a su hermano) al final de la batalla y al ver que las fuerzas de la magia han triunfado sobre los mutantes, la amante de Blackwolf ha tenido a su bebe y al final el niño resulta ser humano sin rastro de mutación alguna, entonces hay una demostración de que hay posibilidad de redención para los mutantes, que los mutantes no son realmente malvados, estaban siendo dominados por la labia y el poder de Blackwolf y su tecnología, por lo que ese niño es la garantía de que se le puede dar una segunda oportunidad a los mutantes. La ultima escena de la película termina con los elfos, enanos y hadas por un lado y por el otro lado los ogros, los trasgos y trolls firmando una paz, y justo cuando están todos, se ve que en el fondo que aparecen los humanos que no fueron afectados por la radiación, y que durante largo tiempo han sido olvidados, por lo que ahora hay un nuevo cisma, ¿que camino tomara el recién nacido? Seguirá la senda de la magia con Avatar (o tal vez Elinor) como maestro o sera fiel a la herencia genética paterna y seguirá los pasos de Blackwolf; y luego están esos humanos supervivientes ¿Que han hecho todo el tiempo que permanecieron escondidos? ¿Que planes tienen para el neonato?, todo eso se puede contar muy bien en una secuela. Esto es una posibilidad que he pensado casi sobre la marcha, porque si yo estuviese mas rato con la cara pegada a un procesador de textos, seguro que se me ocurren muchas mas ideas y mejores; muchas gracias.           

No hay comentarios: