miércoles, 21 de mayo de 2008

SALVEMOS EL SALON DEL COMIC DE GRANADA

Se que llevo mucho tiempo sin escribir nada en mi blog, pero hoy me veo en la obligación de denunciar un asunto que este año ha tenido la gota que colma el vaso.

Para entrar en materia, diré que el Salón del Cómic de Granada lleva haciéndose desde 1999, ya que en 1996 no era mas que una simple idea; pero que con el tiempo, aunque haya evolucionado, se ha visto frenada por diversos eventos, los cuales haré mención en el articulo presente, voy a hacer un recorrido por las distintas épocas que ha tenido el Salón para ir comprendiendo de que va todo, como bien dijo un sabio hace tiempo, hay que mirar al pasado para entender el presente.

1996-1998 (La era del cartelito colgado)
Por aquella época se llamaban Jornadas, y básicamente se resumían en: Llegabas al Ayuntamiento de Granada, la entrada llena de pósteres de Spiderman o de Batman, te pasabas por Edificio de La Junta y te encontrabas un póster de Superman, entrabas en la Diputación de Granada y en la entrada te encontrabas un póster del Capitán América y así, supuestamente se hacían reuniones y concentraciones en el centro cultural Casa de Porras cerca de la zona norte del Albayzin, por aquella época, el cómic no tenia tanta expectación, y el fenómeno manga y anime estaba empezado a despuntar en el horizonte, esas jornadas no tuvieron casi difusión de algún tipo o publicidad de alguna forma y pasaron invisibles para la opinión publica.

1999-2002 (Las carpas del Paseo del Salón)
A mediados del año 1998, inspirados por el éxito del Salón del Manga de Barcelona, Ediciones Veleta decide crear el Salón del Cómic internacional de Granada, con la colaboración del ayuntamiento de Granada; había poco dinero para empezar, hubieron muchas ilusiones y esperanzas, para empezar se alquilo por tres días una carpa pequeña (muy pequeña), con algunos stands y poco mas, incluso se llego a proyectar “La Princesa Mononoke” (con problemas de sonido, ya que era la copia de una copia de una copia) en un centro de proyección improvisado con sillas plegables de plástico, y poco mas, era poco, pero era lo que había.

En el Salón del año 2000, con el cambio de siglo y de milenio, nosotros seguimos con lo puesto, es decir, una carpa un poquito más grande para que pudiese exponer la primera artista Japonesa que hubo en el Salón, la dibujante Katzuko Tadano, empezaron a mencionarnos en el Ideal y en algún sitio más, la popularidad del Salón comenzaba a despegar, pero no era nada comparado con otros eventos como el Salon del Comic de Barcelona, pero algo es algo.

En el año 2001, Satoshi Shiki creador de Kamikaze y Riot, hace su singladura en la lista de invitados al Salón de aquel año, por aquel entonces ya Producciones Veleta había conseguido mas captación, mas efecto llamada y prueba de ello es que logramos dos carpas, una grande donde poner todos los stands, y en otra diversas exposiciones de dibujantes como Buichi Terasawa o el propio Satoshi Shiki, aquí se vislumbro un poco la pantalla de humo, cuando con un amigo y yo nos dimos cuenta que esos dibujos a tamaño grande, no eran originales de Terasawa o de Shiki, si no eran fotocopias a color muy grandes, que incluso no se molestaron en recortar el Pantone Code y lo mostraban así, pero era igual, nosotros éramos felices, aun así, que se gasten unos dos millones de las antiguas pesetas para luego colgar cuatro fotocopias a color con grapas, me parece muy fuerte.

En el salón del año 2002, ya hubo mas cosas, un poco de cosplay, una sala de proyecciones propia, otra exposición e incluso una PS1 para que la gente jugase un poco; pero mas que eso, este Salón se vera recordado por una de las escenas mas bochornosas que se ha visto nunca, en la entrega de premios del Salón, uno de los organizadores del evento, el director de cine Juanma Bajo Ulloa, preparo una "sorpresa" a los presentes (poderes políticos también) en forma de unos tipos disfrazados de talibanes acompañados de una mujer tapada con el “burka”, estos “talibanes” que entraron armados con rifles AK 47 de fogueo disparando al techo y “tomando” por asalto el escenario donde, una vez allí empezaron a quemar fotos del poeta Federico García Lorca, La Virgen de las Angustias, matrona de Granada y de Rosa López, en aquella época ganadora de Operación Triunfo, después uno de los talibanes caracterizado sospechosamente como Bin Laden lanzo un avión de juguete contra el atril que se parecía, ¡que curioso! también sospechosamente a las torres gemelas haciéndolo estallar, para colmo, el espectáculo no termino aquí, la mujer del “burka” hizo un strip tease despojándose de su atuendo descubriendo a una rubia de bastante buen ver y teniendo con uno de los supuestos talibanes una escena de sexo explicito de mas de 10 minutos, (inclusive clímax y eyaculación).
El propio Juanma dijo en su momento: “que ya nadie celebrará premios de estas características en una discoteca a oscuras”, pero aun así, para mucha gente, yo el primero, esto lo recibimos como un balde de agua helada, nos llovieron críticas y abucheos no solo por parte de los medios de comunicación, si no por parte de la concejalía de Granada y de mas gente ; el siempre “comunicador” y “amante del glamour” Boris Izaguirre afirmo en Crónicas Marcianas que: “Este tipo de espectáculos son muy comunes en este tipo de festivales underground”, Canal 21 emitió íntegramente lo que sucedió sin pelos en la lengua admitiendo, que en ningún momento han querido hacer negocio con este suceso y los de las “Producciones Indecentes” protestaron sobre porque no hubo una pantalla grande para mostrar en primer plano la felación que le hizo la chica al maromo vestido de taliban, y en medio de toda esta pelota inmensa, ni se cancelo el Salón, ni se le exigieron responsabilidades a Juanma Bajo Ulloa o a Ediciones Veleta, ni el responsable organizador presento su dimisión ni nada de nada, tan solo miraron para otro lado y punto, y no, afortunadamente no se cargaron el salón… fuimos al Palacio de Congresos.

2003-2006 (El Verde y alegre Palacio de Congresos de Granada)
Tras esta aventura erótico festiva, mucha gente empezó a desconfiar de Veleta y de sus
intenciones, de hecho me parecía demasiado increíble que directamente diésemos el salto desde aquellas carpas, que cuando llovía se quedaba el suelo hecho una pocilga pasar directamente a un lujoso edificio como es el palacio de congresos me pareció por lo menos sorprendente.

En el 2003 comenzó con la primera inauguración en el Palacio de Congresos de Granada, totalmente a cubierto, espacio un poco apretado, pero con una sala en condiciones para las proyecciones, mas stands de otras tiendas de otras regiones, mas cosplay (aun muy tímido), pero ahora la cosa es que cobran 100 de las antiguas pesetas por entrar, y no solo eso, si entrabas y volvías a salir te volvían a cobrar la entrada, me pareció un poco fuerte, de hecho aquel año solo pude ir un día.

En el año 2004 caracterizado por los trágicos sucesos del 11-M, Ediciones Veleta en un acto de suprema falta de escrúpulos, tan solo pusieron debajo del cartel de entrada con letras negras alargando la tela un numero rezando “191” (en lo que se refiere el 191 es al numero de victimas de los atentados terroristas de Madrid) como si se tratase de una especie de titulo similar al de cierto cómic de ciertos guerreros espartanos, ni pusieron un lazo negro en el cartel en memoria de las victimas, ni se guardo un minuto de silencio por ellas, ni se hizo nada, tan solo eso, 191, que podría ser 191 chapas o 191 pollos.
Cambiando de tercio, este fue el primer año que debuta la Asociación Kiseki tras meses de gestación, y hubo un concurso, el primer concurso de Cosplay, aunque la calidad no fue muy allá, si pudimos disfrutar de la presencia del Dark Yojimbo el mejor cosplay del año 2004.

Sin salir del tema del cosplay, en el año 2005, ahora cobrando dos euros la entrada, el festival de cosplay se caracterizo por una terrible mala gestión del concurso, mala organización, el jurado elegido a dedo sin la más mínima experiencia o criterio convirtieron aquel concurso en una farsa, una pantomima, que la parrafada final de uno de los jueces fue el pitorreo definitivo.

El año 2006 fue caracterizado simple y llanamente por un salón formalito, sin grandes pretensiones y con un certamen de cosplay boicoteado, ya que no participo nadie teniendo en cuenta la mala experiencia del año pasado 2005.

Sin embargo en el año 2007 ante la sorpresa de todo el mundo, la gente se llevo las manos a la cabeza otra vez, el Salón no volvería a hacerse en el Palacio de Congresos, si no en La Feria de muestras de Armilla.

2007- (La Feria de muestras de Armilla)
La Feria de muestras no pertenece a Granada, si no al municipio de Armilla, se trata de una enorme estructura, sacada a partir de una enorme nave de una fabrica en desuso, ahora transformada en una especie de gran galería de muestras donde se hacen todo tipo de ferias, actividades y exposiciones.

El año 2007, el año donde, todo hay que decirlo, estuvimos casi al completo; cosplay, tiendas a tutiplén, espacio en el exterior para descansar; la verdad es que habíamos dado un paso a mejor; pero como bien dijo el viejo Murphy, “Si algo va mal, terminara peor”.

Año 2008, 3€ de vellón la entrada y para los cosplayers “regalo especial” y esto fue otro eslabón a la larga cadena de incongruencias que crea la editorial veleta; entre las nuevas “normas” de entrada se prohíbe terminantemente entrar al salón con armas sean de metal (en este caso lo veo lógico) y de cualquier otro material, sea gomaespuma, cartón piedra o incluso madera, tenias que dejar el arma en consigna o si no, no entrabas y punto, si a esto añadimos además, la actitud de arrogancia y de desprecio hacia los que pedíamos explicaciones, convirtieron el Salón en una carrera de escenas dantescas a la puerta del salón como el caso de una chica que iba disfrazada de Tifa Lockhart del Final Fantasy VI, el voluntariado literalmente explotado y prácticamente reducido a poco mas que esclavos, uno de los cosplayers el cual desde aquí doy mi apoyo empezó a recoger firmas para socavar este tipo de actividades y los organizadores fueron a buscarlo bajo amenazas de expulsarlo del salón si no cejaba en su empeño, además de que ¿Por qué se llama Salón Internacional del Cómic si solo habéis traído tiendas y autores de España?, ¿Hemos pasado de Shingo Araki, creador de los diseños para la serie “Saint Seiya” a que solo aparezcan los típicos dibujantes porreros de ideas anarquistas que no tienen porque compartir el resto de los mortales?, ¿Acaso los fans de los cómics (en general) que vemos mas allá de los fanzines de cuatro amargados inconformistas? ¿Hay libertad dentro del Salón del Cómic de Granada?; bueno quizás el tiempo lo dirá, pero de momento vamos a estirar la protesta a las ERA (Encuentros Roleros Andaluces) y mas tarde al Salón del Cómic de Barcelona.

ALEGATO FINAL:
¿Qué les deparara el futuro?, ¿Qué nos deparara el futuro?, lo único que diré será, que el fanatismo de Veleta, esa especie de pro-cómic underground granadino, con el circo de los de Producciones Indecentes, que cuando no les compras uno de sus fanzines se te quedan mirando con cara de arrearte un guantazo, va a ser su perdición, porque si tu intentas obligar a la gente comer de ese pesebre alegando “libertad de expresión” y “lejos de las producciones comerciales”, se darán cuenta que tu están creando una dictadura, una dictadura del miserable, han cogido y se han maquillado en una hipocresía para dar a entender que el estilo que cuatro yonkis que constantemente están protestando en contra el orden establecidos, que odian todo y a todos y que prefieren beber y drogarse hasta caer muertos en una esquina es mucho mejor que poder experimentar el amor, llorar con una historia trágica o inspirarnos con una historia heroica o hacernos reír con una historia divertida, a eso se llama dictadura; el próximo día tocara hablar de marcianitos, alienígenas y demás seres intergalácticos que quieren comerse este planeta.

No hay comentarios: